Consejos útiles

CONSEJOS UTILES EN CASO DE INCENDIO

¿QUÉ HACER EN CASO DE INCENDIO?

Un incendio es un evento en extremo peligroso para la vida humana y que deja huella irreparable para quienes han tenido el infortunio de experimentarlo. La violencia de un incendio no sólo se manifiesta con la
muerte, también se padece la inhalación del humo, el derrumbe de las estructura, las explosiones; dando lugar a otros daños físicos como el desvanecimiento, traumatismo y quemaduras graves con marcas permanentes. Por ello les recomendamos:

 

Antes

1. Identificar las rutas de evacuación así como: las salidas principales y alternas, verificando que estén libres de obstáculos.
2. Evitar almacenar productos inflamables o usarlos sin la supervisión de un adulto.
3. Mantener y verificar constantemente el buen estado las instalaciones de luz y gas.
4. No sobrecargar las conexiones eléctricas.
5. Por ningún motivo jugar o regar con agua cerca de las instalaciones eléctricas.
6. No sustituir los fusibles por alambres o monedas.
7. Identificar la ubicación de los extintores. Solicitar la orientación necesaria para usarlos de manera apropiada.
8. Tener a la mano el número de la póliza del seguro, a fin de realizar el reclamo en caso necesario.
9. Participar en las actividades de capacitación y simulacros.

Durante

1. Al escuchar la señal de alarma, suspender lo que se esté realizando.
2. Conservar la calma y tranquilizar a las personas que estén alrededor.
3. Ubicar el lugar del incendio y retirarse de la zona de riesgo. Siempre conforme el plan de evacuación, si lo hubiera.
4. Si hay humo, taparse la nariz y la boca con un pañuelo, de preferencia mojado y agacharse.
5. Dirigirse a las zonas externas de menor riesgo en conjunto (puntos de reunión). Recordar: ¡no corro!, ¡no grito! y ¡no empujo!
6. Contactarse telefónicamente al 911, ó al 100 (Bomberos)
7. Nunca utilizar ascensores. Siempre las escaleras y en caso de existir escaleras externas, la evacuación debe realizarse por ellas.
8. Antes de abrir una puerta verificar con la palma de la mano que no esté caliente. Si se percibe alta temperatura no se la debe abrir, puesto que anuncia llamas o fuego detrás de la misma.

 


Después

1. Mantenerse alejado del área de riesgo porque el fuego puede avivarse.
2. Evitar propagar rumores y tampoco hacer caso de ellos.
3. No interferir en las actividades de los bomberos y rescatistas.
4. Poner atención a las indicaciones de los bomberos, autoridades de Protección Civil y personal de la salud.
5. Solicitar a la aseguradora su intervención a fin de que se inicien los trabajos de limpieza, y recabe la información pertinente, a fin de que se paguen los bienes muebles e inmuebles dañados

(libros, equipo, mobiliario o cualquier otro).
Recuerde, no todos los bienes y equipo existente pueden estar asegurados, por lo que es muy importante que usted se asesore con una compañia de seguros, obtenga su póliza y notifique a la aseguradora adecuadamente el siniestro, a fin de recuperar los bienes dañados.